Sergio Contador, Gerente General de Constructora El Sauce

revista ingenieros del cobre

“Un reconocimiento de esta naturaleza nos pone en una vitrina de excelencia ante nuestros clientes”



Durante el mes de la Minería, Sernageomin reconoció a la empresa contratista con el Premio de Seguridad Minera por lograr la menor accidentabilidad en sus faenas en los últimos 12 meses. En la compañía saben que no es un camino fácil ni rápido, pero que es posible al tener una organización comprometida, que considere la seguridad como un valor.

Más de cuatro millones de horas sin tener algún tipo de accidente que implique una pérdida de tiempo laboral de sus trabajadores, es el que ha alcanzado la empresa Constructora El Sauce en el último periodo. Este logro, le ha valido recibir en agosto pasado de parte de  Sernageomin el Premio de Seguridad Minera, por ser la empresa que tuvo la menor accidentabilidad en la categoría “A” de empresas contratistas mineras, es decir, que poseen igual o superior a 1.000.000 de Horas Hombre  trabajadas en el período respectivo lo cual corresponde al trabajo promedio aproximado de un mínimo de 400 o más trabajadores durante el año.

En conversación con la revista Ingenieros del Cobre & Minería, el gerente general de El Sauce, Sergio Contador, con orgullo exhibe la distinción y comenta cómo ha llegado a posicionarse como una de las empresas líderes en seguridad en la actividad minera nacional.

¿Qué significa para la Constructora El Sauce y su equipo el haber recibido este premio?

Siempre es reconfortante recibir un premio como reconocimiento a la labor que diariamente hacemos. La seguridad es un tema que se tiene que trabajar en forma continua, permanente, existiendo un compromiso de cada uno de los que está en la organización para que se logre el no tener accidentabilidad. Sin duda esto demuestra que la empresa ha obtenido una madurez en el ámbito de la seguridad, logrando establecer finalmente una cultura de seguridad.

Quiero señalar que para Constructora El Sauce, es la segunda vez en su historia que recibe este galardón, anteriormente lo recibió el año 2011.

¿De qué manera impacta este premio en El Sauce y en el mercado de la minería?

Es un tremendo orgullo, es un premio entregado por Sernageomin, que es una institución tremendamente respetada y que tiene la obligación de cautelar la minería en Chile. Entonces, que el organismo máximo de fiscalización de la minería en el país nos otorgue un reconocimiento de esta naturaleza nos pone en una vitrina de excelencia ante nuestros clientes.

¿Cómo se refleja en las empresas mineras que uno de sus proveedores tenga este prestigio?

Las empresas mineras tienen como objetivo la obtención del “Cero daño”, por tanto prefieren a las empresas contratistas con un trayectoria en seguridad y que posean índices de accidentabilidad alineados con sus objetivos.

Este reconocimiento valida a nuestra empresa como un proveedor seguro y confiable para la industria siendo un referente para las empresas contratistas del sector, considerando que quien lo otorga, Sernageomin, es el máximo organismo fiscalizador de la minería chilena.

¿Cuál es la receta y cómo es el tipo de trabajo que realizan en el ámbito de la prevención de riesgos y seguridad? ¿En qué se enfocan?

Nuestra receta no es secreta para nada. Normalmente estoy siendo invitado a dar charlas a distintos organismos y obviamente siempre me preguntan cómo es que nosotros hemos llegado a estos resultados. Yo les cuento que hay muchas cosas que considerar. Lo primordial es transitar hacia una cultura de seguridad. Esta cultura de seguridad tarda mucho tiempo en adquirirse, puede haber organizaciones  que les tome menos y otras más, pero un tiempo promedio es de 10 años.

Nosotros partimos por tener una organización comprometida, que considera que el pilar básico es entender la seguridad como un valor corporativo. La cultura de seguridad en una compañía significa recorrer un largo y difícil camino, con un fuerte liderazgo presencial dentro de la organización lo que nos ha permitido desplegar esta política de seguridad exitosamente.

¿Cómo se logró este desafío y cómo se trabajó para ello?

La implantación de una cultura de seguridad aborda tres etapas esenciales, cada una con distintos desafíos y niveles de madurez, pero determinantes para su obtención. En primer lugar, se debe trabajar en base a la confiabilidad técnica, considerando los elementos de protección personal, equipos, maquinarias y herramientas en óptimas condiciones para el ejercicio de la tarea; éste es el estado más básico, pero relevante, pues es ahí donde se genera la interacción entre las personas y los peligros que tienen el potencial resultante de accidentes o enfermedades laborales. Luego se emplean herramientas de mejoramiento continuo, como los sistemas de gestión, que permiten elevar a niveles de excelencia los indicadores de seguridad. Por último y como parte fundamental para el desarrollo de una cultura de seguridad de excelencia, se deben trabajar los “Factores Humanos y Organizacionales”; esto considera un nuevo enfoque de gestión, en donde es vital contar con el involucramiento de los trabajadores y el liderazgo de la Alta Dirección.

Para finalizar, hemos pedido su opinión respecto al momento que está viviendo hoy el sector económico.

Al respecto, Sergio Contador hace un llamado de atención sobre la seguridad tan importante en la operación de las mineras: “Es un momento delicado, el cobre está a 2 dólares la libra; las empresas del sector están en el límite de su costo y marginando muy poco, lo que las obliga a frenar proyectos y a reducir costos”.

A quienes somos líderes en seguridad, esta condición nos obliga a redoblar nuestros esfuerzos con el objetivo de mantener el “Cero Daño” en nuestras operaciones.

Bookmark the permalink.

Comments are closed