Gustavo Soto, Gerente de Ingeniería y Constructibilidad Vicepresidencia de Proyectos de Codelco (VP)

revista ingenieros del cobre

“Hoy podemos ver oportunidades de proyectos altamente rentables y que no necesariamente sean grandes inversiones con alta intensidad de capital”



El ejecutivo se refiere a la importancia de su área dentro de la Corporación, la coyuntura nacional e internacional producto del bajo precio del cobre, cómo afecta al negocio, los proyectos y la adaptación de los proveedores en esta nueva etapa.

¿A qué se dedica su área?

La Gerencia de Ingeniería y Constructibilidad es un área funcional que está asociada a la estructura matricial de la Vicepresidencia de Proyectos y, que tiene bajo su área de gestión unidades que van desde la minería, geología, geotecnia, metalurgia, hidrogeología a la ingeniería que cubre todos los procesos propios y las disciplinas de plantas e infraestructura,  como las obras civiles, mecánicas, eléctricas, etcétera y como su nombre lo indica, las unidades relacionadas con la Construcción y la Puesta en Marcha de los proyectos que desarrollamos en su fase inversional.

También, y no menos importante, tenemos un área de Productividad y Excelencia Operacional, que está enfocada principalmente en el desarrollo y la implementación de procesos de gestión y, que tienen que ver, por ejemplo, con la gestión de riesgos y una unidad  vinculada con el desarrollo de todos los procesos que están asociados a distintas funciones de la organización, más un área que administra y da el soporte de las plataformas tecnológicas que utilizamos en nuestro quehacer.

En el ejercicio de nuestro rol hemos definido varias formas de dar soporte a la organización de los proyectos y a la estructura de la Vicepresidencia de Proyectos, uno de ellos, y que es quizás el más clásico, tiene que ver con el “rol experto”, en otras palabras, son profesionales “senior” de muy alta especialidad, que hacen de contraparte en los proyectos cuando hay temas de alta complejidad o de alta especialidad y que  aportan a los proyectos en definiciones de criterios sobre temas específicos.

Por otro lado, hay un área que tiene que ver con los procesos y procedimientos de trabajo, no sólo en la técnica específica del área ingenieril, sino en lo que dice relación con el ámbito de la gestión de nuestro negocio de ejecutar proyectos y como en esta Gerencia radican  todas las funciones, desde la captura de la información  geo minera metalurgia, las ingenierías de infraestructura, la construcción y la puesta en marcha, generamos, en conjunto con los profesionales que ejercen los diferentes roles, los procesos que tienen que ver con la administración de esas disciplinas. En otras palabras, procedimientos que aportan a la mejor administración de nuestras actividades, con un foco central en la Gestión de la Productividad y del mejoramiento continuo. Así captamos las sinergias que pueden haber entre distintos grupos, para transformarlas en buenas prácticas que sirvan a todos. En el fondo, es gestionar el conocimiento dentro de la organización y asegurar que ese conocimiento quede incorporado en el quehacer de toda la organización, de este modo, vamos generando un estilo de trabajo que refleje nuestra identidad, nuestra cultura y nuestra realidad.

También cumplimos con dar soporte a los proyectos en roles que en proyectos que en sus fases preinversionales no tienen un recurso específico y nosotros aportamos como ejecutantes directos de algunas tareas con el proyecto, por ejemplo en la puesta en marcha, ya que por lo general  esas funciones no se incorporan tan tempranamente en la vida del proyecto, es ahí cuando nosotros aportamos con la elaboración de documentos que definen la estrategia del proyecto en esas disciplinas.

Finalmente una parte de nuestro rol consiste en ser parte de lo que establece el gobierno del Sistema de Inversiones de Capitales (SIC), entonces, desde un rol colaborativo nos incorporamos muy tempranamente en los proyectos para aportar a éste en el aseguramiento de la calidad y adecuada con la trazabilidad de los entregables que son propios de los hitos de revisión que se  establecen para los proyectos.

Los cuatro ámbitos anteriormente nombrados son en esencia donde nosotros intervenimos en los proyectos.

¿Cuáles son los principales proyectos que tiene su área dentro de la Vicepresidencia de Proyectos?

Nosotros estamos involucrados directamente en todos los proyectos de la VP.

¿Cómo ve el mercado minero en este último tiempo?

Evidentemente hay un cambio significativo en las condiciones del mercado, hay un nuevo período que enfrentamos y que se marca desde el término de lo que se ha llamado el super ciclo de las commodities, y que sin duda tendrá impactos en la forma de cómo hemos estado haciendo las cosas. Sin embargo, hay que mirar este período desde las oportunidades que se abren para buscar nuevas formas que aseguren la viabilidad del negocio, no solo desde el punto de vista de los costos operacionales y hacerlas más competitivas, sino también en la definición de las carteras de proyectos, esto nos obliga a buscar las estrategias y diseños que hagan que éstos sean el mejor aporte de valor al negocio a partir de las nuevas restricciones que surgen de la actual condición del mercado, estas épocas que están marcadas por la austeridad nos hacen bien para buscar nuevas tecnologías, optimizar nuestros criterios y diseños. Por lo tanto, realizar inversiones con soluciones técnicas que apunten con el mínimo de recursos, a resolver las necesidades de sustentabilidad y crecimiento del negocio.

Estas etapas contractivas el negocio minero las ha vivido frecuentemente, no es la primera vez ni será la última y el esfuerzo y foco de hoy es adecuarse a esta nueva circunstancia.

En cinco años más, cuando pase este período contractivo, y podamos mirar en retrospectiva este proceso, ¿Crees que esta crisis sólo nos dejará cosas negativas?

Todo lo contrario, este período será visto como la gran oportunidad que tuvimos ganar significativamente en mejorar la productividad y simplificar o eliminar todas las prácticas que no agregan valor al negocio. Por otra parte, recuperar y desarrollar nuevas capacidades para ser flexibles y adaptables a las variables  del mercado, con eso hoy podemos ver oportunidades de proyectos altamente rentables y que no necesariamente sean grandes inversiones con alta intensidad de capital. Se agrega la prudencia para adecuarnos a proyectos administrables y que permitan  asegurar que nuestras prácticas de gestión sean las óptimas con un mínimo de riesgo. En definitiva, cuando en cinco años más miremos atrás podremos decir que tuvimos estresados nuestros criterios, procedimientos y prácticas para incrementar nuestra productividad a niveles de máxima eficacia y eficiencia.

En este período que la crisis ha impactado tanto a proyectos como operaciones, ¿cree que los proveedores han sabido adaptarse al mercado actual?

La experiencia indica que cuando hay un período de contracción y los precios de los commodities caen cercanos a los precio de equilibrio, como es la condición actual, los impactos en los proveedores y prestadores de bienes y servicios se ajustan a las nuevas condiciones con un desfase de uno a dos años, la industria efectivamente tiene una inercia que es muy grande. Un ejemplo de esto es lo que nos ha sucedido con la mano de obra calificada para el desarrollo de proyectos industriales, debido a la alta demanda del mercado pasamos momentos en donde no había disponibilidad de mano de obra y hoy hay una realidad diferente, donde existe una disponibilidad importante de personas experimentadas y competentes.

¿Cuál es tu reflexión para ellos?

Hay una oportunidad para volvernos más productivos y por lo tanto más competitivos como país, esto nos obliga a repensar en un trabajo conjunto entre mandantes y proveedores, las formas de relacionarnos que nos permitan encontrar un balance entre riesgos y beneficios que se adecúan a la nueva realidad que tenemos por delante. El mensaje siempre será el mismo, mejorar nuestra productividad, nuestra eficacia, la calidad de nuestro producto sin comprometer la seguridad de nuestros trabajadores.

Por otra parte, una de las oportunidades  que se abren en estos períodos tienen que ver con el desarrollo de nuevas tecnologías, tenemos el tiempo y también la necesidad para incorporar procesos más eficientes, equipamientos con más y mejores prestaciones y que aseguren costos de operación altamente competitivos.

Todo lo podemos resumir en tres grandes temas, mejorar la productividad, relaciones mandante-proveedor equilibradas y colaborativas y finalmente innovación para reducir los costos operacionales, ahí están los desafíos para esta nueva etapa.

Bookmark the permalink.

Comments are closed.