Andrés Cardoen, Gerente General de New Tech Copper

revista ingenieros del cobre

“Innovar implica resultados fallidos y exitosos. En nuestro país existe la tendencia a no tolerar equivocaciones y esto desgraciadamente atenta contra el proceso creativo”



Ingenieros del Cobre pudo conversar con este empresario, donde sin duda deja su sello diferenciador, con un profundo componente en materia de innovación en cada idea que expresa.

Andrés Cardoen Aylwin es un ejecutivo multifacético. Por un lado, lleva las riendas del conglomerado familiar, Empresas Cardoen, como director ejecutivo del grupo en diferentes rubros como hotelería, turismo, enología, agricultura, energía, desarrollo inmobiliario y minería.

En este último mercado, le ha dedicado su mayor fuerza a la empresa New Tech Copper, probablemente porque le tiene un cariño especial, tomando en cuenta que es una empresa que la creó el mismo a diferencia de las otras filiales que tiene el grupo familiar.

Actualmente está materializando algunos productos y servicios que le abrirán nuevas puertas en la minería para poder reducir sus costos e incentivar a la industria a modernizarse, utilizando innovaciones creadas por su empresa que hoy, se encuentra a la vanguardia en materia de desarrollo tecnológico.

¿Qué es New Tech Copper?

New Tech Copper SpA. (NTC) comenzó sus actividades en el año 2004, con el objetivo de desarrollar tecnologías para el proceso de EW (Electrowinning / electroobtención), último eslabón de la cadena de producción de cobre. Todo partió con la idea de eliminar los cubre bordes en los cátodos de acero inoxidable, causantes de grandes dolores de cabeza para los operadores, así fue como nació SELE, un dispositivo que al confinar los electrodos mediante guías al interior de las celdas, no sólo eliminó el uso de cubre bordes sino también aumentó la calidad catódica y bajó el consumo específico de energía. Esta innovación nos ha permitido acompañar a nuestros clientes en la operación de plantas  de EW desde el 2007.

Hoy NTC transita de la generación y perfeccionamiento de tecnologías para procesos metalúrgicos, a una empresa de servicios cuyo objetivo es disminuir la variabilidad de la producción de nuestros clientes, mediante la mejora de su calidad catódica, menor consumo específico de energía y disminución de costos operacionales, con apoyo tecnológico.

Sabemos que las tecnologías son un medio para resolver y optimizar los procesos, por lo tanto si queremos ser parte de las soluciones para nuestros clientes, debemos acompañarlos en la operación, generando mejoramiento continuo de las tecnologías, creando nuevas aplicaciones y asegurando el cumplimiento de los KPI comprometidos. Buscamos relaciones de largo plazo, de cooperación en donde exista un crecimiento compartido de experiencia cliente-proveedor.

¿Cuáles son los servicios que están entregando en minería?

Mediante la operación de la Tecnología SELE en las plantas de EW, estamos aportando en la disminución del consumo específico de energía del orden de 80 a 120 KWH/ton, hemos logrado estandarizar la producción en cátodos Premium sobre un 90% y hemos generado ahorros y optimizaciones significativas en planta, todo esto se traduce en un ahorro que va desde los 1,2 a 1,6 centavos de dólar por lb de cobre producido.

Para cumplir estos KPI, además de SELE contamos con NTC Report un sistema de reportabilidad en línea, que entrega información de las celdas con problemas de mala conductividad y electrodos defectuosos, lo que nos permite actuar de inmediato para mantener los KPI de calidad y eficiencia de corriente celda por celda.

Además realizamos labores de mantención y reparación de: Celdas, pisos poliméricos, geomembranas, sistemas de aireación y líneas hidráulicas de HDPE, FRP y PVC.

¿Qué solución le ofrecieron desde esa perspectiva a sus clientes?

Como dije anteriormente la razón de existencia de nuestra compañía es bajar la variabilidad de los cátodos producidos por los clientes, esto da como resultado tener una calidad estandarizada, algo muy apreciado por el cliente que compra los cátodos para hacer alambrón, pero además trae como añadidura una baja en los costos, ya que al tener un proceso más estandarizado hay menores rectificaciones, correcciones y re manejo durante el proceso.

¿Dónde está operando NTC con sus tecnologías?

NTC está operando con Tecnología SELE en las principales plantas de EW del mundo, estas son Minera Escondida y Radomiro Tomic, gracias a esto SELE está presente en el 25% del mercado Chileno, considerando que éste produce el 60% de la producción mundial de Cu por EW.

¿Qué mejoras de equipos están realizando para mejorar la calidad del cobre?

Uno de los valores de nuestra compañía es la humildad, básica para saber escuchar y ponernos en los zapatos de la persona que tenemos al frente. Esto ha sido fundamental para, observar, levantar, entender los problemas y hacer un mejoramiento contínuo de lo que hacemos.  Por ejemplo, entre el primer SELE que operó en la planta San Francisco hace 9 años y los que operan hoy en RT y la Nave 2 de MEL hay toda una evolución, siendo estos últimos mucho más eficientes, económicos y con menores requerimientos de mantenibilidad.

La tecnología para que sea sustentable debe mejorar continuamente y bajar de precio para que llegue a la mayor cantidad de usuarios.

Nuestros esfuerzos han estado dirigidos en obtener la mejor distribución de corriente posible dentro de cada celda, sin embargo si el flujo de electrolito no es el requerido y éste es distinto entre las celdas, entonces el esfuerzo puede ser en vano. Por esta razón diseñamos y creamos Smart Cell, un sistema de instrumentación que permite medir en línea y en cada celda; el flujo de electrolito que ingresa y su temperatura, nivel de celda, diferencia de potencial de barras, flujo de aireación y temperatura de la celda, centralizando la información en un sistema experto que almacena y permite corregir en línea estos KPI vitales para el proceso de EW.  Este sistema se encuentra en etapa de pilotaje industrial con proyección de salida al mercado a fin de año.

¿Cómo ha visto el desarrollo de la tecnología en la minería, especialmente con esta restricción de costos que existe a nivel mundial?

Estamos muy contentos con los resultados obtenidos, gracias a que nuestros servicios están alineados con la industria en producir más con menos.Cada centavo que ahorramos dentro del proceso de EW en los tiempos que vivimos se agradece.

NTC tuvo que adaptarse a los nuevos tiempos que vivimos y ante la restricción en capex de las mineras tuvimos que presentar un nuevo modelo de negocio. Este modelo consiste en arrendar el equipo SELE, en donde el valor del arriendo dependerá de los beneficios alcanzados por la Tecnología. Si se alcanzan los beneficios comprometidos se paga el 100 % del arriendo, si se alcanza menos se paga menos. Los beneficios se miden a través de KPI que se acuerdan con los clientes. Esto permite evitar el financiamiento de capex por parte de la operación, obteniendo flujo positivo desde el día uno.

En una industria de crecimiento significativo, ¿en qué se diferencia New Tech de sus competidores?

Creo que nuestra gran diferenciación con otras empresas de servicio está en que NTC entrega servicios complementados con tecnologías propias, gracias al aprendizaje, buena disposición y confianza que se ha creado con nuestros clientes.

Contamos con un equipo de ingeniería multidisciplinario que toma las brechas y problemáticas de los clientes con muchas ganas y pasión. Cuando nos proponen un desafío de mejora, ahí nos acordamos de la historia de nuestro Fundador, Carlos Cardoen, él dice que si el León tiene una espina en su pata, nuestro objetivo es sacársela lo que genera que cuando se clave una nueva espina, éste se acuerde de quien se la sacó antes, pasando la patita para que le saquemos la espina, esto es generación de confianza, terreno fértil para la relación de largo plazo entre el León y nosotros.

Lo más destacable y toco madera, es que en las operaciones en que hemos estado en estos nueve años, NTC ha tenido cero accidentabilidad con tiempo perdido.

¿Cuáles son sus desafíos para este año 2016?

Nuestros principales desafíos son consolidarnos como una empresa de servicios, terminar exitosamente la implementación del Sistema Integral de Gestión – SIG NTC, cumplir con el plan comercial para implementar servicios a nuevos clientes en el mercado chileno, introducir al mercado Smart Cell y finalmente desarrollar SELE para la industria del Zinc.

El I+D en Chile

¿Cómo ha visto la evolución del desarrollo tecnológico en Chile?

La veo compleja, creo que nuestro país tuvo un impulso en la época del boom del precio del cobre, al crear los clúster de tecnologías y desarrollo de proveedores para la minería. Sin embargo, hoy vemos un estancamiento de esas tremendas iniciativas que hubo en su momento. Creo que ahí nos falló lo que siempre nos pasa en Chile que es no pensar estratégicamente en el largo plazo.

Si nos comparamos con países como Corea, Israel y Japón, que sobresalen desde el punto de vista tecnológico, estos al contrario de Chile, tienen una política de estado para invertir en investigación y desarrollo. Cada uno de ellos invierte un 4,3%, 4,1% y 3,8% respectivamente del PGB, mientras que Chile invierte el 0,35% del PGB, lo mismo que Rumanía.

El 70% de este gasto lo realizan las empresas privadas, el 10% el gobierno y el 20% las universidades. Si vemos estos ejemplos, ¿por qué siendo Chile el mayor productor de cobre del mundo, y teniendo la posibilidad de destinar parte de estos ingresos a I+D, no lo hacemos?

Queremos salir del subdesarrollo y no invertimos como otros países lo han hecho, esto es; innovar, generar plataformas de desarrollo y de crecimiento. Aparte de vender materias primas, debemos vender inteligencia.

Entonces, ¿qué nos falta como país?

Nos falta tener en nuestra conciencia colectiva el valor de innovar, de inventar algo nuevo. En Chile tenemos la mala costumbre de copiar al de al lado y creemos que las cosas que vienen de afuera siempre son mejores de lo que podemos generar aquí en nuestro País.

Innovar implica resultados fallidos y exitosos. En nuestro país existe la tendencia a no tolerar equivocaciones y esto desgraciadamente atenta contra el proceso creativo.

Bookmark the permalink.

Comments are closed