Ampliación de cuota de litio será clave en negociación Corfo-SQM

Salar de Atacama.

Fuente: La Tercera.

Firma busca asegurar al menos mantener su ritmo de producción actual hasta 2030, pero buscaría crecer.

El acuerdo anunciado el lunes entre SQM y Corfo, que dio paso a la apertura de un nuevo y sorpresivo proceso de conciliación en el arbitraje que se sigue ante la CAM de la Cámara de Comercio de Santiago, podría transformarse en un gran negocio para la minera no metálica.

Esto, porque a modo de moneda de cambio para que Julio Ponce pierda el control de la empresa, Corfo accedió a extender la cuota de extracción de litio del Salar de Atacama hasta 2030, al ritmo de extracción actual que tiene la compañía. Por ello, pese a las concesiones a las que tuvo que acceder su controlador, y a las que hasta octubre no estaba dispuesto a entregar, en SQM consideran un triunfo el pacto alcanzado, pues se proyecta que el litio, que ya está en niveles históricos de precio, siga subiendo.

Fuentes cercanas a la negociación explican que la expansión hasta 2030 es considerado un “piso”, pues eventualmente, la firma podría evaluar ampliaciones adicionales de capacidad, lo que podría modificar los términos del contrato.

Actualmente, la empresa proyecta un aumento en su capacidad de producción de carbonato de litio de 48.000 a 63.000 toneladas métricas al año, lo que para Corfo significaba que la empresa agotaría su capacidad de explotación en 2023. Precisamente, su principal competidor en el Salar de Atacama, Albemarle, tiene permiso para extraer 80 mil toneladas anuales.

Reacciones

Ayer el precio de la acción de SQM tuvo una reacción al alza. La serie B de SQM subió 2,49% a $ 36.617. Destacaron también las alzas de las cascadas como Potasios que lo hizo en 20%, Calichera en 5,56% y Oro Blanco 1,02%.

Por su parte, bancos de inversión comentaron con optimismo los alcances de que Corfo y SQM lleguen a un acuerdo. En JP Morgan sostuvieron que este acercamiento lo ven “como la primera real posibilidad de hacer un trato”, agregando que Potash, que tiene el 32% de la propiedad de la minera, podría estar ejerciendo un rol importante en este proceso, ya que al estar en medio de un plan de venta de sus acciones “podría estar presionando para que las negociaciones avancen”.

El tema escaló incluso al Congreso, con el diputado del Partido Comunista, Daniel Núñez, pidiendo la renuncia de Bitran en Corfo.

“La operación es una consecuencia directa de la elección de Sebastián Piñera como Presidente y realmente es una vergüenza que una autoridad del gobierno de la Presidenta Bachelet legitime la corrupción como práctica política y siga entregando una riqueza tan grande como el litio a una empresa que ha hecho todos los actos de corrupción que uno puede imaginar”, acusó.

Bookmark the permalink.

Comments are closed